5º VIERNES SOLIDARIO (7 abril): REFUGIADOS Y DESPLAZADOS

Viernes05_Cuaresma_2017.indd

Según la ONU más de 65 millones de personas en todo el mundo se encuentran desplazadas de sus lugares de origen debido a conflictos bélicos, persecuciones, y violaciones de los derechos humanos.

La Organización Internacional para las Migraciones señala que en el año 2016, más de 7000 personas perdieron la vida o desaparecieron durante el trayecto mientras huían del terror, de ellas más de 4000 murieron ahogadas en el Mar Mediterráneo.

TESTIMONIO

Comisión Diocesana de Solidaridad con los Refugiados En nuestra Diócesis se ha constituido una Comisión de solidaridad con los refugiados integrada por Caritas Diocesana, El Secretariado Diocesano de migraciones, Manos Unidas, La CONFER. Esta comisión ha realizado una campaña de sensibilización en todas las Parroquias. Como respuesta varias personas han ofrecido viviendas de su propiedad para ser utilizadas por los refugiados, otras han hecho aportaciones económicas para ayudar a los refugiados, y otras se han ofrecido como voluntarias para poder ofrecer una acogida y un acompañamiento digno a las personas refugiadas.

Palabra de Dios (Lectura pausada del texto, breve silencio, reflexión personal, comunicación en grupo)

Cuando un emigrante se establezca con vosotros en vuestro país, no lo oprimiréis. Será para vosotros como un indígena: lo amarás como a ti mismo, porque emigrantes fuisteis en Egipto. Yo soy el Señor, vuestro Dios. (Levítico 19, 33-34)

Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui extranjero y me recogisteis. (Mateo 25, 35)

Ya no hay más judío ni griego, esclavo ni libre, varón y hembra, pues vosotros hacéis todo uno, mediante el Mesías Jesús. (Galátas 3, 28-29)

Magisterio de la Iglesia

No insistiremos nunca demasiado en el deber de hospitalidad, deber de solidaridad humana y de caridad cristiana (…) de los países que acogen a extranjeros. (Pablo VI, Populorum progressio,67)

La fuerza de la fe, de la esperanza y de la caridad permite reducir las distancias que nos separan de los dramas humanos. Jesucristo espera siempre que lo reconozcamos en los emigrantes y en los desplazados, en los refugiados y en los exiliados, y asimismo nos llama a compartir nuestros recursos, y en ocasiones a renunciar a nuestro bienestar (…).

A la solidaridad con los emigrantes y los refugiados es preciso añadir la voluntad y la creatividad necesarias para desarrollar mundialmente un orden económico-financiero más justo y equitativo, junto con un mayor compromiso por la paz, condición indispensable para un auténtico progreso. (Mensaje del Santo Padre Francisco para la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado 2015).

PLEGARIA

Dios de Misericordia,
te pedimos por todos los hombres, mujeres y niños
que han muerto después de haber dejado su tierra,
buscando una vida mejor.

Aunque muchas de sus tumbas no tienen nombre,
para ti cada uno es conocido, amado y predilecto.

Te confiamos a quienes han realizado este viaje,
afrontando el miedo, la incertidumbre y la humillación,
para alcanzar un lugar de seguridad y de esperanza.

Así como tú no abandonaste a tu Hijo
cuando José y María lo llevaron a un lugar seguro,
muéstrate cercano a estos hijos tuyos
a través de nuestra ternura y protección.

Haz que, con nuestra atención hacia ellos,
promovamos un mundo en el que nadie
se vea forzado a dejar su propia casa
y todos puedan vivir en libertad, dignidad y paz.

Ayúdanos a compartir con ellos las bendiciones
que hemos recibido de tus manos
y a reconocer que juntos,
como una única familia humana,
somos todos emigrantes,
viajeros de esperanza hacia ti,
que eres nuestra verdadera casa,
allí donde toda lágrima será enjugada,
donde estaremos en la paz y seguros en tu abrazo.

(Extracto oración del Papa Francisco en Lesbos, 16 de abril de 2016).

COMPROMISO

El ayuno y las oraciones de este viernes solidario puedes dirigirlo hacia este drama de los refugiados que están viviendo millones de personas, hermanos y hermanas nuestros.

Plantéate qué puedes hacer tú, cómo puedes colaborar con la Comisión Diocesana de solidaridad con los refugiados o con alguna asociación que este ayudando a los refugiados. Si decides colaborar con la Comisión Diocesana de solidaridad con los refugiados puedes dirigirte al Delegado Episcopal de Caritas Diocesana: Sergio Mendoza, con nº de tel. 661428433.

Ayuno solidario: Comeremos poco y austeramente este viernes. Decidimos, personal, o comunitariamente, a quién hacemos llegar el ahorro en alimentos, que supone nuestro ayuno. Os invitamos a que lo hagáis a Cáritas y/o a Manos Unidas, ambas son cauces de la Iglesia Diocesana que promueven toda una serie de acciones solidarias relacionadas con los derechos sociales básicos que aquí contemplamos.

Diócesis de Segorbe-Castellón
Coordinadora de Movimientos de Acción Católica

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en HOAC DIOCESANA, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s